lunes, 22 de noviembre de 2010

Pienso luego existo.

No lo puede negar. No puede negar que los recuerdos a veces vienen y le dejan esa sensación de que la vida pasa demasiado rápido. Que no todo es perfecto, y tampoco lo va a ser, y es precisamente eso lo que hace que esto, siga siendo lo que siempre ha sido. Porque perfección no es lo que ella necesita para ser feliz.
Es una página más de la historia de todos los días, pero, sinceramente, no una página cualquiera.
Es esa en la que ella nunca sabe que escribir, porque no, nunca sabe lo que va a pasar, es la página que cuenta por qué ella sigue aquí, por qué sonríe todos los días y por qué sabe que no está sola, que lo que realmente importa no son las veces que te caigas, sino las veces que te ayudan a levantarte.
Siempre será más fácil que hacerlo sola.

No todas las personas te pueden enseñar tanto todos los días. 
Sobre todo no todas las personas te pueden enseñar a ser quien eres.
Enseñar a ser.

Fue un golpe de suerte.




"no me quieres ver ni en broma,  y en broma te digo, quiéreme"





y lo mejor de todo es que en el fondo nunca dejamos de ser quienes somos, quienes fuimos.
Y ella, siempre está ahí.
Algunas sensaciones no se pueden contar, no están adentro, lo siento.










A.M.M  N.P.P
















3 comentarios:

NURI▲ dijo...

LA FRASE DEL FINAL ME HA MATADO jajaja
esgenial:)
un beso

Sylaa dijo...

Hayyy esa frase de pereza me encanta...puf buena entrada!!te sigo :)
pasate ^^ un beso
http://queelcieloesperesentaao.blogspot.com/

Luly dijo...

Que Hermosa entrada :) , los recuerdos aveces vienen sin pedir permiso , pero es mejor sonreír por los buenos momentos y no lamentarse por lo malo :)


Besitos !