sábado, 26 de febrero de 2011

lo que queda del reflejo.

tropezar y caerse, levantarse de nuevo, correr sin dirección, perder la misma y quedarse en la nada.
Un sucesivo camino de baches, quizás podría ser así como defino lo que llevo de vida.
Y que mi madre quizás ha intentado sacar esa torpeza? pues sí.
Y no sé como, que siempre me he mantenido en mi linea de, lo que ocurra a mi alrrededor no es asunto mio.
Quizás sea el mar, y todo lo que tenga que ver con él, que me encanta. Que me hace menos insegura, más yo que nunca.
No necesito respirar debajo del agua, al menos no me ahoga tanto como la realidad; mi realidad.



6 comentarios:

NURI▲ dijo...

ES GENIAL Y PUNTO.

Agustina dijo...

Me morí! que calidad para escribir !

Alba Enríquez. dijo...

IM-PRESIONANTE.

y me encanta el sobre de la otra entrada(LL)

un besinnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn

airam dijo...

me gusto la entrada :)

Cris. dijo...

increible, precioso, ¡me encanta! :)

Ania Alonso dijo...

Precioso!!!